Toro Hardy: segundo semestre del año seguirá devastación de la economía del país

Comparte

La economía venezolana está devastada y aunque el régimen de Nicolás Maduro pretenda, mediante una nueva reconversión monetaria, frenar la hiperinflación y la llamada ley antibloqueo, reactivar el aparato producto, resultara imposible lograrlo, porque no hay forma de hacerlo con el modelo implantado hasta ahora.

El doctor José Toro Hardy, economista, docente universitario y ex director de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa) aseguró que el segundo semestre del año será peor que el primero, aunque se trate de dar la sensación de revalorizar el bolívar mediante una reconversión monetaria y se pretenda estimular las inversiones, tanto nacionales como internacionales.

Reconversión
Toro Hardy, en entrevista con Elimpulso.com, señaló que la reconversión monetaria en nada ayuda a la recuperación económica. Sin embargó, acotó que si paralelamente, no se toman las medidas capaces de controlar la inflación, no tendrá ningún efecto, pues, el gobierno seguirá generando mayor déficit fiscal con la emisión de dinero, a través del Banco Central de Venezuela.

PIB per cápita
La caída del Producto Interno Bruto por persona es vertiginoso, indica en relación a los estudios del Fondo Monetario Internacional.
Este año, según ese organismo, estaremos por debajo de Haiti.

«Tal hecho nos coloca en una situación muy mala, ya que hasta hace algunos años teníamos el PIB más alto en América Latina», comentó. Es la más clara demostración de que la economía venezolana está devastada.

Agricultura
En este orden de ideas señala que la agricultura está seriamente deprimida, entre otras cosas, porque no hay gasoil para movilizar los tractores, ni para transportar los productos del campo a los centros de consumo.

Pandemia
La economía mucho más en Venezuela que en otras partes del mundo, se ha visto muy afectada por la pandemia china de COVID-19, porque cuando apareció la enfermedad en nuestro país, ya estaba muy debilitada.

En algunos países se han tomado medidas para evitar la presencia de la gente en las calles. En Panamá, por ejemplo, decidieron como ensayo que sólo un día podían andar fuera de sus casas las mujeres y en otro, los hombres. Aquí se determinó dos tipos de cuarentena, cuyos resultados no han sido buenos. Pero, lo importante es que se han establecido unas fórmulas internacionales para determinar el número de contagios.

«Lo que ha ocurrido en Venezuela es que se desconocen esas fórmulas y las cifras oficiales que se dan a conocer ocultan la realidad, por cuanto, según los entendidos en la materia, son seis u ocho veces más altas de contagio y fallecidos a las divulgadas por los voceros oficialistas».

«Se dicen que están aplicando las vacunas chinas y rusas, pero no terminan de llegar las dosis de la Covax». «La pandemia «ha hecho más visible el catastrófico estado de la economía», acotó.

Inversiones
«Yo creo en las inversiones privadas para la industria petrolera, cuando son el resultado de transparencia que garanticen beneficios para el país», confiesa. «Ejemplo de ello lo tuvimos cuando se hizo la Apertura Petrolera. Las licitaciones fueron públicas, e incluso se transmitían por televisión para que la población supiera el monto de las ofertas y, por supuesto, identificara las firmas de las empresas.
Hoy día se están asignando contratos, pero no se sabe en que forma se hacen».

Producción petrolera
El doctor Toro Hardy observa que las extrañas cosas que ha venido pasando con lo que fue el principal producto del país, que generaba los mayores ingresos. Cuando el petróleo alcanzó sus mayores precios, recuerda, fue cuando se hicieron las mayores inversiones; pero, extrañamente, comenzó la precipitada caída de la producción del crudo.

En un momento de euforia, el ministro Quevedo, que debía saber mucho de la Guardia Nacional porque venía de esa rama militar pero desconocía por completo la actividad petrolera, anunció que se lograría aumentar la producción en más de un millón de barriles diario, pero fue todo lo contrario.

A finales de junio de este año, el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, anunció que el primero de julio se acabarían las colas para la gasolina y a medida que pasan los días, son más extensas y hasta kilométricas. Ya vemos las enormes colas en Caracas porque no hay combustible. No sólo en dólares se vende la gasolina, sino también el gasoil.

Refinerías
Al referirse a las refinerías, éstas esporádicamente funcionan porque no hay cómo recuperarlas, manifiesta el experto en materia petrolera. «La de El Palito, tras dos años de estar cerrada, lograron ponerla a producir 25 mil barriles por día; pero, cuando intentaron aumentar la producción, empezaron los problemas en las instalaciones, los incendios y derrames de crudo. Tuvieron que volverla a parar.
También ha pasando en Cardón y en Amuay. En ésta hubo un voraz incendio y los funcionarios del Ejecutivo Nacional llegaron al extremo de atribuírselo a un supuesto misil».

Crudo de la faja
«Las refinerías venezolanas están diseñadas para ser alimentadas con el petróleo más liviano; pero, al ser descuidada su producción, entonces se ha recurrido al crudo de la Faja del Orinoco, que es muy pesado. Escucho decir (y cuando digo esto es porque no tengo información oficial) de que están tratando de restaurar una planta con el fin de transformar los crudos extrapesados de esa Faja. Pero, aún no lo han logrado. Así es que tardará mucho tiempo para obtenerse gasolina con ese tipo de petróleo.

Hiperinflación
Al día de hoy Venezuela tiene la mayor hiperinflación que el mundo ha conocido, que se ha prolongado por casi 40 meses, asienta el doctor Toro Hardy. Desde luego, también tiene la mayor caída del Producto Interno Bruto por habitante. «No hay modo de enfrentar estos dos grandes problemas», sentenció.

Ley Antibloqueo
En este sentido, refiere que el gobierno, desesperadamente, ha buscado una tabla de salvación, a través de lo que se ha llamado ley antibloqueo.

«Esta ley es inconstitucional como lo fue también la Asamblea Nacional Constituyente, que la aprobó. Previamente debió haberse efectuado un referendo consultivo para darle validez y como no fue consultado el pueblo para aprobar esa Constituyente, todo lo que hizo ésta son actos nulos de toda nulidad».

A su juicio, dentro de la gravedad de la mencionada ley es que establece un secretismo para las actuaciones que haga el Ejecutivo Nacional, lo que impide que haya transparencia en las decisiones que se toman.

«Si en verdad el bloqueo afecta a empresas como Pdvsa, lo cierto es que, desde hace muchos años, la economía venezolana ha venido cayendo como consecuencia del modelo económico del gobierno».

Considera que la inflación en Venezuela se produjo muchísimo tiempo antes de que comenzara lo que se ha denominado el bloqueo. «De modo, pues, que si el bloqueo llegó, antes lo hizo la caída de la economía y la inflación que luego agarró tanta fuerza que se convirtió en la hiperinflación, que se mantiene y se acrecienta cada día», puntualizó el doctor Toro Hardy.

Con información de El Impulso