Petroleros de Rusia, Irán y Venezuela están varados en China

Comparte

Buques petroleros que transportan 22 millones de barriles de petróleo ruso, iraní y venezolano se acumulan frente a China, según la empresa especializada en seguimiento de mercados de materias primas, Kpler, mientras el país lucha contra un brote de Covid-19, que está minando la demanda y causando problemas logísticos.

China ha sido uno de los únicos compradores de crudos iraníes y venezolanos sancionados en los últimos años. El mayor importador de crudo del mundo también sigue tomando suministros rusos que son, en gran medida, rechazados desde la invasión de Ucrania.

El comercio de petróleo está perturbado por el agravamiento del brote de virus en el país asiático, con un aumento de los tiempos de espera para descargar los barcos. Kpler estima que la demanda diaria de crudo caerá en al menos 450.000 barriles en abril, principalmente debido a la caída del consumo de gasolina y combustible para aviones, según Jane Xie, analista senior de petróleo en la firma de datos y análisis en Singapur, citado por Bloomberg.

«Los bloqueos que se están produciendo en China están teniendo un gran impacto en la movilidad del país y la consiguiente demanda de petróleo», dijo. «También hay cuellos de botella logísticos».

Las refinerías independientes de China suelen ser compradores clave de estos crudos, en parte debido a los precios baratos y a la proximidad de los puertos orientales de Rusia, pero se han visto muy afectadas por las enormes fluctuaciones del mercado tras el resurgimiento del Covid-19. La reducción de los márgenes de refinación les ha obligado a recortar las tarifas de explotación, e incluso a revender algunos cargamentos.

El atasco actual se compara con los cerca de 10 millones de barriles de petróleo procedentes de Rusia, Irán y Venezuela que se encontraban en las costas chinas a principios de año, según Kpler. La demanda aparente de petróleo de China se situó en un promedio de 13,7 millones de barriles diarios en enero y febrero, antes del actual brote de virus, según los cálculos de Bloomberg basados en datos oficiales.

El tiempo promedio de espera de los buques en los puertos chinos ha aumentado a 5,85 días, frente a los 4,46 de la semana que comenzó el 28 de marzo. En el caso de los buques Suezmax, que pueden contener hasta un millón de barriles de crudo, estos plazos han aumentado a 15 días desde los 4,46 de la semana pasada.

Otra empresa de análisis, Vortexa Ltd., reportó que hay alrededor de 16 millones de barriles de crudos iraníes y venezolanos en buques cisterna esperando frente a China. En marzo se enviaron alrededor de 1 millón de barriles de petróleo al día desde el Lejano Oriente ruso a Asia, y China se llevó alrededor del 70%, según Emma Li, analista de esta firma.

Hay 10 buques de tamaño aframax -que pueden transportar unas 100.000 toneladas de petróleo cada uno- procedentes del Extremo Oriente ruso que muestran a China como su destino en la primera mitad de este mes, dijo Li. Es probable que estos cargamentos se compraran antes de la invasión de Ucrania, dijo.

Con información de Banca y Negocio.