Más del 50% de los docentes venezolanos han abandonado las aulas debido a la precarización salarial

Comparte

Consecuencia de la precarización salarial y la ausencia de políticas públicas orientadas a mejorar la calidad de vida del docente y promover la educación, la oenegé Fundaredes publicó una investigación en la que asevera para el cierre del periodo escolar del año pasado (2020-2021), 60% de los educadores renunció a sus cargos debido a la precarización salarial y la ausencia de beneficios contractuales que el gremio debería recibir.

Vía nota de prensa, la presidenta de la Formación Venezolana para la Dirigencia Sindical (Fordisi), Griselda Sánchez, adujo que el ausentismo de los maestros en las escuelas públicas es notorio, rememoró sus visitas a planteles públicos de la capital y calificó como triste la realidad a la que se enfrentan los alumnos.

“Anteriormente la nómina de profesores de la Escuela Básica Lino Gallardo, ubicada en La Pastora, Caracas, era de 110 maestros y hoy solamente quedan 30, convirtiéndose en un número grave de docentes que se han retirado justamente por las condiciones de trabajo y el salario que no les permite mantenerse, ni cumplir con sus labores”, expresó Sánchez.

En este sentido, desde agosto de 2022 el gremio de educadores se ha mantenido en las calles protestando contra el instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto, un documento que rebajó las interescalas salariales y las primas de profesionalización a los trabajadores de la administración pública, entre ellos, profesores y docentes. El instructivo ha rebajado sus salarios hasta 50%, lo que intensifica la crisis en la que vive la mayoría de los profesionales de la educación en el país.

Nicolás Maduro anunció la venta de zapatos a 9 bolívares a través de operativos en todo el territorio nacional para los docentes, iniciativa que llamó la atención porque reconoce que este es el precio que los educadores pueden pagar

La representante de Fordisi citó un estudio de la asociación civil con la escuela, la cual monitorea un total de 72 planteles en todo el país. Según la organización, 43% de las instituciones reporta tener falta de docentes, especialmente en las áreas de educación inicial y primaria.

Educadores residenciados en Guayana han explicado a este medio que prefieren migrar a otras actividades que les generen mayores ingresos, como impartir tareas dirigidas, dar cursos o vender postres. Asimismo han manifestado que la falta de transporte y la decadencia de las infraestructuras de los planteles son algunas de las mayores dificultades para seguir laborando.

“En Venezuela la educación dejó de ser una carrera atractiva, ya que el salario actual de los profesores varía entre los 30 y 140 dólares mensuales El Estado es el único responsable de esta tragedia que vive el sector”, reprochó Sánchez.

Recientemente Nicolás Maduro anunció la venta de zapatos a 9 bolívares a través de operativos en todo el territorio nacional para los docentes, iniciativa que llamó la atención porque reconoce que este es el precio que los educadores pueden pagar.

En este sentido, profesores y maestros se pronunciaron en redes sociales destacando que desean salarios dignos que les permitan comprar los productos de su preferencia.

La falta de políticas públicas verdaderamente efectivas, como puede ser el pago completo y puntual de los diferentes beneficios de los trabajadores, ha llevado al desmerito de la profesión, siendo una de las que posee menor demanda en el país, y a la deserción de muchos profesionales de la educación.

Con información de Correo del Caroní