La tecnología del Lusail Stadium, estadio donde México enfrentará a Argentina y a Arabia Saudita

Comparte

México se enfrentará a Argentina por tercera ocasión en los últimos cinco Mundiales y en Qatar 2022 el escenario será imponente, pues se trata del Lusail Stadium, que es el inmueble más grande de la Copa del Mundo y en el que se jugará la Final el 18 de diciembre.

Este estadio fue el último en ser inaugurado y será algo así como el pulmón de la ciudad de Lusail, que hasta antes de la designación de Qatar como sede del Mundial, era prácticamente un desierto, y ahora habitan cerca de 20 mil personas. Después del Mundial, esta ciudad se convertirá en uno de los puntos más importantes para eventos de espectáculos.

La tecnología del estadio Lusail
Este inmueble, ubicado a 15 kilómetros de Doha, tiene capacidad para 80 mil aficionados y recibirá 10 partidos de la Copa del Mundo, entre ellos dos partidos de Argentina, el primero ante Arabia y el segundo ante México, pero el Tri volverá a este inmueble para jugar contra Arabia, de modo que las tres selecciones tendrán dos juegos en este lugar.

El imponente diseño está inspirado en el juego de luces y sombras de la linterna del fanar, popular en Qatar, mientras que la fachada nace de la inspiración de vasijas que forman parte del arte árabe.

Techo cubierto por paneles solares
Cuando decíamos que el estadio de Lusail funge como el pulmón de la ciudad es porque el techo está cubierto por cientos y cientos de paneles solares que nutren de energía eléctrica a todo el estadio y a las zonas aledañas del mismo, de modo que es un estadio autosuficiente.

Techo retráctil
El estadio donde México jugará contra Argentina, fue diseñado por el arquitecto alemán, Albert Speer, quien falleció en 1981. Su obra fue retomada para el Mundial de Qatar y cuenta con un techo retráctil, de modo que puede quedarse abierto y cerrarse, dependiendo de las condiciones de clima.

El techo retráctil opera gracias a la energía captada por los paneles solares y sólo la FIFA decidirá durante el Mundial en qué partidos puede cerrarse.

Como todos los estadio de Qatar, el inmueble de Lusail cuenta con un sistema de refrigeración especial para mantener a los aficionados y jugadores lo más cómodo posible durante un partido, sin importar que éste se juegue en el verano, cuando las temperaturas en Qatar alcanzan los 50 grados centígrados.

¿Y saben cómo se podrá en marcha este sistema de refrigeración? Sí, con energía captada por los paneles solares.

Material contra viento cálido y polvo
Como el estadio se ubica en el desierto, es fácil que cualquier cosa se caliente, entre ellos cualquier componente del estadio, sin embargo, los qatarís cubrieron lo cubrieron con un material de última generación, conocido como PTFE, que viene siendo teflón.

Este material protege al estadio del viento cálido, evita la entrada de polvo y a la vez da acceso a suficiente luz natural para ayudar al desarrollo del pasto natural.

El estadio está rodeado de agua, de modo que la experiencia para los aficionados comienza desde el momento del acceso, el cual se debe hacer por uno de los seis puentes por los cuales se elude el agua.

Zona VIP
Al ser la sede de la Final, el estadio recibirá la visita de altos funcionarios tanto de Qatar como de la FIFA, y por lo tanto la zona VIP del estadio resulta otro espectáculo.

Esta zona tiene capacidad para cerca de 100 personas que contarán con todos los lujos al interior, además de una especie de terraza con la mejor vista a la cancha.

Después del Mundial
Como la ciudad está en desarrollo y habitan apenas 20 mil personas, no es sustentable mantener un estadio para 80 mil personas, por lo cual gran parte del inmueble será desmontado para reducir su capacidad a 20 mil espectadores.

Las butacas serán donadas a otros proyectos deportivos en el mundo y en el lugar se construirán escuelas, centros de recreación, cafeterías, entre otros.

EFE