Histórico encuentro religiosos se vivió este sábado en Irak

Comparte

El papa Francisco se reunió 6 de marzo con el principal líder religioso chiita, el ayatolá Ali Al Sistani, en lo que ha sido el punto más álgido de la visita del Sumo Pontífice a Irak, nación donde la religión católica es minoría.

El encuentro ha sido calificado como histórico entre las dos religiones. Para ello Francisco viajó a la ciudad sagrada de Najaf, a unos 160 kilómetros al sur de Bagdad, principal centro religioso de este rama del islam y centro de peregrinación de chiitas de todo el mundo.

El ayatolá es una de las figuras más poderosas del islam y sus fatuas (edictos religiosos) hicieron que muchos musulmanes se movilizasen en 2014 contra el Estado Islámico, con al creación de la Multitud Popular.

En enero de 2019, recuerda la agencia EFE, Ali al Sistani pidió investigar los «crímenes atroces» perpetrados por los yihadistas suníes contra algunas minorías de la sociedad iraquí.

Durante el encuentro, el papa agradeció al gran ayatolá «que levantase la voz en defensa de los más débiles y perseguidos, afirmando que lo sagrado es la importancia de la unidad del pueblo iraquí».

También subrayó «la importancia de la colaboración y amistad entre las comunidades religiosas para que, cultivando con respeto recíproco el diálogo, se pueda contribuir al bien de Irak, de la región y de la entera comunidad».

Con información de la BBC

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta