Entre el desastre de Maduro y el espectáculo guaidosista necesitamos un movimiento de reconstrucción: PCDC

Comparte

Integrantes de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución hicieron este miércoles un llamado a la conformación de un gran movimiento de reconstrucción nacional para buscar una salida pacífica y constitucional a la crisis.

El documento está firmado por Héctor Navarro, Ana Elisa Osorio, Olly Millán, Gustavo Márquez, Esteban Monsonyi, Edgardo Lander, Santiago Arconada y Juan García.

Argumentan que las muy amplias denuncias de corrupción y “manejos mafiosos y tráfico de influencias” de actores identificados con el liderazgo de Juan Guaidó, más allá de la credibilidad que posean estos denunciantes, constituyen una nueva frustración para muchos venezolanos que viven el desastre causado por el gobierno de Nicolás Maduro. Venezolanos que que habían cifrado, “muy equivocadamente”, sus esperanzas en quienes “abren las puertas a una intervención militar extranjera y que ahora se muestran desnudos en su corrupción”.

“Es común escuchar a la gente en las calles decir: ‘Ya no se puede creer en nadie’. Y ese es, precisamente, el sentimiento que los grandes intereses transnacionales necesitan instalar en nuestra sociedad. Intereses que están más allá de lo que comúnmente es visible y se encuentran detrás del gran desastre del Arco Minero del Orinoco, asesinando a nuestra gente y a nuestra tierra para negociar con el oro, diamantes, coltán, torio, litio, etc. Y ahora pretenden extenderlo a todo el país sin que se escuchen voces en contra por parte de esa presunta oposición. Quienes se benefician de la quiebra de prácticamente todas las empresas del Estado, participando en la rebatiña que ya está comenzando”.

Estado de Derecho pulverizado

Consideran que el problema fundamental es que las instituciones republicanas se encuentran pulverizadas. El Estado de Hecho desplazó al Estado de Derecho; y que nada funciona pues la incapacidad y la desidia parecen haberse multiplicado. Y al frente se encuentran los partidos de la oposición guaidoísta y su autoproclamado gobierno. Así como también, en grado sumo, los partidos en el gobierno de Nicolás Maduro en las empresas que unos y otros manejan. De modo que mientras que ambos se denuncian mutuamente ambos se benefician con el formidable negocio de las cajas de alimentos, aprovechándose del hambre del pueblo.

“Ese ‘ya no se puede creer en nadie’, esa desesperanza, peligrosamente conduce a la inacción por resignación. Es el caldo de cultivo para la entronización en el poder de los peores regímenes que ha conocido la especie humana. Ante ello, sólo una conducta es correcta: la organización del pueblo para impedir la disolución de la Patria. Trabajar juntos por un movimiento de reconstrucción nacional conformado por organizaciones sociales y políticas diversas, articuladas alrededor de la defensa de la soberanía popular y nacional, de la reinstitucionalización del país, y de una salida a la crisis, soberana, pacífica y constitucional”.

Con información de Noticiero Digital

Deja una respuesta