Opinión

El respeto en la diversidad, por Fredis Villanueva

Comparte

Empecemos por decir, que respeto y tolerancia son dos valores sumamente importantes en la convivencia diaria entre los seres humanos… Respetar al otro y ser tolerante con sus diferencias nos hace personas más pacíficas, razonables y con mentes más abiertas que nos permiten darles soluciones a los problemas en sana paz en cualquier espacio… Así que, sin más preámbulo, pasamos a profundizar sobre el tema de hoy: “El respeto en la diversidad”-

El respeto a la diversidad es una cualidad intrínseca y la podemos definir como el entendimiento de las personas que interactúan en un mundo ético común, el mismo hecho de que somos seres razonables, tenemos que reconocer la singularidad y la diferencia de cada individuo.

Además, el respeto por la diversidad traspasa los muros de la tolerancia y la comprensión. Pues bien, eso implica reconocer y promover activamente el valor igualitario de todas las personas sin distingo de ninguna clase.

El tema de hoy me viene dado, sobre todo, cuando supe la triste y lamentable noticia, de que el pasado miércoles 16, un funcionario de la alcaldía del municipio Carirubana, en su afán de ganar pleitesía en su sumisión con los nuevos jefes de dicha alcaldía, “un rojo, rojito”, agredió con alevosía y sin ningún miramiento al concejal elegido claramente con los votos del pueblo, Jorge Luis Ruiz (cariñosamente manón), hombre de paz y de converso razonables. 

En lo personal, basado en mis más de dos décadas luchando por un mejor país, donde cohabitemos todos en la diversidad, junto a Jorge Luis, puedo dar fe, que es un hombre íntegro apartado de toda violencia y distante de lo huele a corrupción, es por eso, que puedo decir, sin temor a equivocarme, el individuo que lo golpeó, es una persona de valores incompatibles a los valores ético-morales, de Jorge Luis, porque por lo general, eso es un patrón de quienes carecen de respeto a la diversidad e ignoran la pluralidad, de modo, que buscan llamar la atención a través de la violencia. Pues bien, en ese prototipo no hay que confiar, ni siquiera sus propios “aliados”. o mejor dicho, cómplices circunstanciales. Aunque sabemos que a esas personas Dios las crías y ellas se juntan. Basta con que nos digan, con quién anda y diremos quién es… No obstante, esa especie cuando prende el ventilador, chispea a todos los que están a su alrededor, así que, a cuidarse al máximo porque en cualquier momento les aflora la traición.

Por otro lado, todos sabemos que mala conducta que no se castiga, se repite. Lo antes dicho, es porque en la alcaldía de Carirubana, no es la primera vez que acontecen hechos bochornosos como el que le acaba de suceder a Jorge Luis Ruiz, en el pasado, algo similar vivió, el Doctor Nelsón Urbina, hombre admirado, apreciado y respetado por quienes tenemos la fortuna de conocerlo y tratarlo, no sólo como persona, sino como profesional de la oftalmología, también.  

Para hacer una breve reseña que conmovió al estado Falcón en su momento y que dejó cicatrices que persisten, el también concejal en pleno ejercicio, el Doctor Urbina, fue esperado por un tal ‘Barraez’, conocido como: “el décimo concejal”, o sea, el pueblo no lo eligió, ese líder negativo golpeo, ofendió e incluso amenazó de muerte al Doctor Urbina, y lo que fue peor, a pesar que un policía quiso calmar, al como dice la presentadora de televisión, Laura Bozzo: “El desgraciado”, en un descuido del policía, logró golpear al Doctor, si no hubiese sido por la señora Mirtha de Urbina (esposa del Doctor Urbina), que le echó gas picante al susodicho, los daños físicos al doctor Urbina y a ella misma, hubiesen sido mayores. Eso sucede cuando a las personas, como el tal ‘Barraez’, no les supieron inculcar desde el hogar, el valor del respeto por la diversidad.

Desde mi muy humilde reflexión final, estoy convencido que una forma de lograr que todos respetemos las diferencias, que son normales que existan, es a través de la familia y la educación. Estamos claros que desde muy temprana edad, el hombre necesita comunicarse y convivir en sociedad. Nada sería más oportuno que a los niños se les enseñe a respetar a los demás a través de la solidaridad, la reciprocidad, partiendo del principio de que todos somos iguales, a pesar en que cada cabeza es un mundo y un mundo diferente.

Gracias por invertir su valioso tiempo en leerme. Ojalá se sienta gratificado(a) por la inversión del mismo.

¡Un abrazo lleno de bendiciones!

¡Hasta el próximo miércoles, Dios mediante!

Por Fredis Villanueva

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.