Deportes

Catar revalidó su título de la Copa Asiática

Comparte


Akram Afif cayó de rodillas. Poco después fue lanzado al aire por sus compañeros, en la celebración de los tres penales que convirtió en el partido y que aseguraron la obtención de dos cetros seguidos de la Copa Asiática por parte de Catar.

El jugador más destacado del torneo y máximo goleador con ocho tantos, no dudó en ninguno de sus penaltis para dar a los anfitriones la victoria por 3-1 contra Jordania en el estadio Lusail, en el que hace poco más de un año Lionel Messi y Kylian Mbappe jugaron la que posiblemente sea la mejor final de la Copa del Mundo de todos los tiempos.


En esta ocasión fue Afif el protagonista y se convirtió en el primer jugador en marcar un hat trick en la final de la Copa Asiática.
Frente a más de 86.000 aficionados y con la mira puesta en él, Afif mostró aplomo en la ejecución y desató celebraciones jubilosas con cada gol.

“Anoté los penaltis por la confianza que mis compañeros tenían en mí. No se trata de técnica, se trata de la sensación de que la gente te respalda”, dijo Afif.

Convirtió su primer penal a los 22 minutos, el segundo a los 73 y selló la victoria en el quinto minuto del tiempo de descuento.
Incluso como anfitrión y campeón defensor, Catar había sido un finalista inesperado. El capitán Hassan Al-Haydos señaló que los críticos esperaban poco del equipo antes del torneo.

Más temprano, el técnico español de Catar, Tintín Márquez pareció exhausto mientras esperaba los 17 minutos de descuento. Había sido contratado en diciembre y Catar había caído 2-1 ante Jordania en un amistoso en enero.

A pesar de la difícil preparación después de tomar el relevo de su predecesor Carlos Queiroz, López guio de manera impresionante a Qatar a una defensa exitosa del cetro que había obtenido en 2019.

Es la octava nación anfitriona que se corona, mostrando potencial después de obtener un récord de victorias del 100% en la fase de grupos, además de la destacada actuación de Afif.

Con información de AP