Nacional

SOS Orinoco: 59 personas murieron en accidentes mineros durante el 2023

Comparte


La ONG SOS Orinoco, a través de su Observatorio Socioambiental del Sur de Venezuela, publicó su primer informe de este año con respecto a extractivismo y reportó 18 accidentes mineros durante 2023 en los cuales fallecieron 59 personas.

Según el estudio, el 2023 es el año con mayor mortalidad debido a estos sucesos en los últimos 10 años. A pesar de ello, el Estado venezolano no ofrece cifras oficiales en cuanto a las muertes ni se han hecho los diagnósticos que apunten a evaluar la incidencia y el proceder gubernamental para que no ocurran más accidentes.

El estado de Venezuela con mayor índice de accidentes mineros fue Bolívar, escenario de 17 de los sucesos, mientras que 1 tuvo lugar en el municipio Río Negro de Amazonas.
De los accidentes en Bolívar, 10 ocurrieron en el municipio El Callao, posicionándose como el más peligroso para la actividad minera. Otros 3 ocurrieron en Roscio, dos en Gran Sabana y uno en el municipio Sifontes.

Ausencia de políticas gubernamentales cobra vidas
A pesar de que el Estado venezolano insiste en promover el modelo extractivista como vía de desarrollo, la tendencia en la última década ha sido de un repunte en la cifra de accidentes y peligrosidad en las localidades mineras.

En este sentido, a pesar de la iniciativa gubernamental de ejecutar operaciones militares para expulsar a los mineros ilegales de la actividad, el Estado continúa sin plantear políticas públicas para la regulación de la actividad y aminorar la anarquía que se vive en la zona sur del país.

SOS Orinoco ha denunciado en otras oportunidades que el control de la zona permanece en manos de grupos armados, lo cual ha sido respaldado por portales de investigación como Armando.Info, medio que reveló incluso la existencia de pistas de aviones en la zona sur del país.

De hecho, se tienen reportes de derrumbes repetitivos en los mimos yacimientos, como fue el caso de mina La Paraiba, ubicada en las adyacencias del río Icabarú. Allí hubo dos derrumbes en menos de un mes, evidenciando que las autoridades no tomaron los debidos correctivos para evitar accidentes en la zona.

Jóvenes pierden la vida ante falta de oportunidades
Según la data recolectada por SOS Orinoco, la mayoría de los fallecidos en accidentes mineros en Venezuela tenía entre 20 y 35 años, lo que representa un importante número de personas jóvenes que pierden la vida en las minas de la región Guayana.

En este sentido, la directora del Centro de Estudios Regionales de la UCAB Guayana, Aiskel Andrade, refirió que la falta de oportunidades y la crisis económica ha suscitado que los jóvenes migren hacia estas zonas con la finalidad de poder subsistir.

Con información de El Impulso