Plaza Sésamo creó programa educativo para acompañar a niños venezolanos migrantes

Comparte

Basado en iniciativas ya implementadas en Medio Oriente, Bangladesh y África Oriental, Plaza Sésamo anunció la creación de un programa para acompañar y apoyar a los niños venezolanos que están en movimiento migratorio en Colombia, Perú y Brasil.

Se trata de dos innovadoras herramientas de distribución digital: el dispositivo Jardín Sésamo para brindar contenido educativo Sésamo a través de Wi-Fi local gratuito a lo largo de las rutas de migrantes; y Sésamo Chatbot, que usa WhatsApp para entregar contenido educativo personalizado a los padres o cuidadores.

El objetivo de estas herramientas es reducir las barreras a la educación abordando las brechas en el acceso a la educación temprana causadas por la doble crisis de desplazamiento y COVID-19 en América Latina.

Para el desarrollo de estos programas, Sesame Workshop -la organización educativa detrás de Plaza Sésamo- realizó en 2020 una evaluación de necesidades única en su tipo sobre la situación de las familias venezolanas y los niños de 0 a 8 años en Colombia, y encontró:

  • Los niños menores de 5 años son el grupo demográfico de mayor crecimiento entre los que transitan por Colombia y el grupo más expuesto a experiencias adversas que amenazan su sano desarrollo.
  • Las familias en tránsito carecen de acceso a recursos educativos que apoyen el aprendizaje de los niños.
  • Las familias que se han asentado con la intención de quedarse enfrentan desafíos importantes: los niños se están perdiendo la escolarización debido a retrasos académicos y períodos prolongados fuera de la escuela, y los educadores y proveedores de servicios carecen de materiales y capacitación adecuados para apoyar a los niños más pequeños afectados por crisis.
  • Las necesidades integrales de los niños pequeños no se reflejaron adecuadamente en los planes de respuesta a crisis de los sectores público o privado, que solo consideraron a los niños menores de 5 años en términos de indicadores de nutrición y vacunación. Garantizar el acceso a oportunidades de desarrollo adecuadas o brindar apoyo psicosocial a los niños o sus cuidadores no era una prioridad.

Es por ello que Sesame Workshop decidió brindar acceso a contenido educativo para los niños migrantes, sus cuidadores y las familias de la comunidad de acogida aprovechando el poder de los amados Muppets de Plaza Sésamo, ofreciendo así oportunidades de aprendizaje.

Las plataformas 

Jardín Sésamo brinda acceso gratuito al contenido educativo de Plaza Sésamo a través de pequeños dispositivos enchufables conectados a wifi local a lo largo de las rutas migratorias, y en albergues para migrantes, espacios de protección infantil y centros de distribución de alimentos.

Por su parte, Sésamo Chatbot permite a las familias acceder a contenido educativo de Plaza Sésamo a través de un asistente automatizado en WhatsApp, entre ellos una variedad de videos, juegos educativos y actividades divertidas que son gratuitas y accesibles a pedido. Además el sistema contará con materiales enfocados en el aprendizaje socioemocional para satisfacer las necesidades de las familias afectadas por la crisis.

“Nuestra evaluación de necesidades descubrió que las familias venezolanas en movimiento y las de las comunidades anfitrionas anhelan el acceso a contenido educativo sólido que apoye el aprendizaje durante tiempos tremendamente desafiantes”, dijo Carolina Casas, Directora Regional de Educación e Investigación para América Latina, Sesame Workshop.

“Al igual que los padres de todo el mundo que se enfrentan a la pandemia, los cuidadores se sienten abrumados por la urgencia de proteger a los niños de los riesgos. Estas familias enfrentan la carga adicional de apoyar el aprendizaje y el bienestar de sus hijos en circunstancias impredecibles y que cambian rápidamente. Con el apoyo de nuestros patrocinadores y socios implementadores clave, estamos brindando la educación temprana necesaria a los niños afectados por la crisis venezolana y mejorando las estructuras de prestación de servicios existentes con recursos educativos de calidad “, añadió.

Estos programas han sido desarrollados con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la USAID, la Fundación Bernard van Leer, Ministerio de Relaciones Exteriores de Finlandia, la Fundación LEGO, y Facebook, propietario de WhatsApp.

Los socios implementadores incluyen World Vision; Consejo Noruego de Refugiados; e Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Con información de Monitoreamos