Pdvsa evalúa reactivar gasoducto abandonado para exportar el hidrocarburo a Colombia

Comparte

El presidente del Grupo Energía Bogotá S.A. (GEB), Juan Ricardo Ojeda, indicó que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) está evaluando reactivar el gasoducto Antonio Ricaurte -actualmente abandonado- de 224 kilómetros de longitud que conecta los campos de gas en nuestro país con Colombia y así reanudar la exportación del hidrocarburo.

Ortega, en conversación con Bloomberg, señaló haber sido abordado por un grupo de personas que estudian la viabilidad del proyecto de exportar gas y fue preguntado sobre la posibilidad de establecer una alianza con GEB de tal forma de distribuir el producto por toda Colombia.

En ese sentido, el directivo de la empresa del vecino país aseveró que cuentan con la infraestructura para distribuir el gas venezolano en Colombia y agregó que, si bien están interesados en el proyecto, hay que esperar si existe la fiabilidad en el proyecto y el precio adecuado para hacerlo.

De concretarse esto, GEB puede ayudar a hacer las reparaciones necesarias en el gasoducto. Sin embargo, a pesar de que pueda haber un acuerdo entre GEB y los interesados de vender gas, hay que esperar una autorización del Departamento del Tesoro estadounidense debido a las sanciones que pesan sobre Venezuela.

La negociación por el gas venezolano ocurre en vísperas de la toma de posesión de Gustavo Petro como presidente en Colombia, acto que se va a llevar a cabo el próximo domingo 7 de agosto y sería parte de los esfuerzos entre Bogotá y Caracas en restablecer las relaciones diplomáticas, que incluye una apertura total de las fronteras.

Bloomberg recordó que el gasoducto Antonio Ricaurte fue inaugurado en 2007 y está inactivo desde 2015. El mismo se extiende desde Riohacha, en la Guajira colombiana, al estado Zulia.

El gobierno de Estados Unidos emitió el jueves 7 de julio una nueva licencia general que autoriza a la empresa estatal Petróleos de Venezuela y al poder ejecutivo presidido por Nicolás Maduro realizar “ciertas transacciones” para importar gas petróleo licuado a esa nación suramericana.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) liberó la licencia general número 40A para autorizar “ciertas transacciones que involucran la exportación o reexportación o gas petróleo licuado a Venezuela”, según publicó el Departamento del Tesoro estadounidense en su sitio oficial de internet.

Con información de TalCual