Orlando Millán, victoria popular irreversible, por Ernesto Faengo Pérez

Comparte

El próximo domingo en el municipio Zamora Orlando Millán ganará abrumadoramente las elecciones, es absolutamente imposible que la candidata oficialista pueda remontar una diferencia de más de 40 puntos porcentuales que todas las encuestas reflejan y que no es  otra cosa más que el sentimiento de rechazo a una forma degenerada y sectaria de gobernar en contra de las mejores aspiraciones del pueblo y de espaldas al ciudadano en sus mínimas aspiraciones.

Todos los campos han sido cubiertos analizados y formalizados en función de defender y garantizar el resultado final que la comunidad desde ya anuncia con su masiva participación y si decidida defensa de los resultados. Los zamoranos hemos padecido una acción política en los últimos gobiernos municipales destinada a gobernar para sectas partidistas, desprendidas del sentimiento humano y los valores arraigados en nuestra forma de ser y de hacer,  gobiernos de cenáculos, contrarios al interés  comunitario dedicados a destruir,  el domingo 21 de noviembre  los zamoranos nos vestiremos con la luz de la democracia y en ejercicio de nuestro derecho constitucional, cívico, pacífico y humano ejerceremos  con alegría y firme  concepción democrática el sufragio para reestablecer el cambio y la esperanza concertada, diremos  basta a dos decenios de atraso, abandono, dejadez que los alcaldes y concejales del psuv han sometido a nuestro municipio. 

Este domingo 21 de noviembre se producirá una gran victoria popular de los sectores democráticos del país que abonamos por el ejercicio del sufragio como derecho político y arma cívica y constitucional para producir los cambios que más del 80% de los ciudadanos están reclamando. El gobierno debilitado sustancialmente en el apoyo popular recibirá una derrota ejemplarizante producto del cansancio de la gente en recibir tratos inhumanos y ofensivos a su condición de personas, de ciudadano, hastiados de escuchar repetidas promesas para solucionar problemas cotidianos que cada día se agravan mas y lesionan el bienestar colectivo y la salud física y mental de los cumareberos. 

Este domingo el voto libre, entusiasta y democrático abrirá el camino de la esperanza representará un nuevo renacer de la democracia, la derrota de la abstención y del proyecto autoritario. A votar, pues.