“Los vamos a cazar y los haremos pagar”: Joe Biden tras el atentado en Kabul

Comparte

El ataque terrorista que nos preocupaba, ha tenido lugar“, ha comenzado su intervención Joe Biden, presidente de los EE UU, en su comparecencia tras el sangriento ataque terrorista de ISIS que se ha llevado la vida de al menos 60 personas y ha herido a otras 140.

A la misma hora, el día anterior, ya había advertido del peligro terrorista inminente, asegurando que “cuanto antes terminemos (las evacuaciones), mejor“. Una amenaza que ha recordado hoy, fue anunciada por el servicio de inteligencia del país y que no ha tardado en hacerse realidad.

Isis-K mató a los militares que estaban de guardia en el aeropuerto, hirió gravemente a otros y también mató e hirió a civiles“, ha explicado el presidente estadounidense, describiendo la situación en Kabul como “inestable”.

Gran parte de la declaración de Biden ha estado dedicada a los 12 soldados estadounidenses que han perdido la vida en los atentados y a sus familias: “los militares que han dado su vida son héroes que estaban en una misión para salvar la vida de otros”. “Son los militares más capaces, más hábiles y más generosos del mundo, son lo mejor que tiene que ofrecer Estados Unidos“.

Asimismo, ha recordado que formaban parte “de un esfuerzo de evacuación como no se ha visto nunca en la Historia“, recalcando que “en las últimas horas hemos podido salvar a otras 7.000 personas aproximadamente”.

Nos sentimos ultrajados y doloridos“, ha continuado el presidente, dirigiéndose directamente a los instigadores de los atentados: “no lo vamos a perdonar, no lo vamos a olvidar, los vamos a cazar y los lo vamos a hacer pagar“.

“Estos terroristas de ISIS no van a ganar. Vamos a rescatar a los nuestros. EE UU no será intimidada”. Biden mostró así su determinación por terminar la misión, manteniendo la fecha de abandono de Afganistán prevista del 31 de agosto. Una misión para la que se apoya en su confianza en el ejército estadounidense y que dotará de más recursos si es preciso.

Durante el turno de preguntas, que ha tenido lugar tras solicitar un minuto de silencio “tanto por los militares como los civiles que han pagado el precio definitivo”, ha asegurado que no le consta que haya ningún acuerdo entre los talibanes, que han condenado los ataques, e ISIS, que los ha reivindicado. “Y espero que así siga siendo.

Tenemos otras amenazas de otros países, mucho más cerca de EE UU. Llega el momento de terminar una guerra de 20 años“, ha concluido para reafirmar la discutida retirada de EE UU de Afganistán.

Con información de La Patilla