Entretenimiento

Jean Paul Gaultier: Siempre viví la moda como lo que es, un gran y maravilloso teatro

Comparte

El diseñador francés Jean Paul Gaultier, que llevará a partir del 4 de abril al teatro Coliseum de Barcelona su espectáculo ‘Fashion Freak Show’, explicó que siempre concibió la moda como un espectáculo y aportó teatralidad a sus desfiles, por lo que tuvo claro que ese medio era idóneo para contar ahora su vida.

“Siempre viví la moda como lo que es, un gran y maravilloso teatro”, dijo el que fuera el ‘enfant terrible’ de la aguja, ya jubilado de las pasarelas pero, a sus 71 años, aún en forma con esta producción que antes ha girado por el Folies Bergére de París y el Roundhouse de Londres.

“Cuando preparaba las pasarelas ya elegía la música, las modelos -diversas y con andares propios-, etc, así que supongo que ahí ya estaba aprendiendo todo lo que ahora puedo llevar a la máxima potencia con este viaje por mi vida”, contó a los medios en la ciudad española.

En este ‘Fashion Freak Show’ hay “poco diálogo” porque son la moda, la música y la danza, principalmente, los narradores de esta historia vital desde que era un niño enamorado de la moda hasta sus primeros pinitos con Pierre Cardin antes de estrenarse con una colección propia a los 24 años.

Y también, claro, las noches en locales nocturnos de París o Nueva York, veladas en las que bebió de referencias artísticas clave de las últimas décadas, incluidos los cineastas Luc Besson o Pedro Almodóvar, para quienes diseñó vestuario.

Gaultier indicó que la moda es “un espejo de cada época” y por ello avanzar en el espectáculo es también adentrarse en un viaje estilístico en el que no faltan los iconos del diseñador: desde las camisetas marineras hasta los corsés vestido con conos en punta que popularizó su amiga y colaboradora Madonna.

En el encuentro con la prensa en la cúpula del teatro Coliseum, edificio que en los años cincuenta albergó desfiles de alta costura -un detalle que “encantó” al diseñador, destacó su “especial relación con España y con Barcelona”, una ciudad en la que viven algunos amigos y que ha visitado desde hace décadas.

Diversidad y moda de género fluido

El diseñador fue uno de los pioneros en subir a la pasarela modelos “reales” con diversidad de cuerpos y razas, y también ha aportado a la moda reflexiones sobre la disolución de los convencionalismos de género en las prendas de ropa.

En ese sentido, dijo estar “encantado” con la popularización de la moda “sin género”, una forma de expresión que “por ahora ha calado sobre todo en los más jóvenes” pues a muchos hombres mayores, especialmente, aún les pesa la “educación” recibida y mensajes como “si no eres un macho eres un homosexual”.

También defendió a las mujeres que a través de la moda se han “afirmado” a sí mismas con prendas con las que “sentirse más libres”.

“Es algo que puede ser contradictorio para algunos, el que la mujer se vista sexy como muestra de afirmación y poder. Para mí la clave es que se vista sexy porque se guste así y no para gustar a los hombres”, reflexionó.

Gaultier ha confiado a Simon Philips la asesoría artística de una producción de la que el propio creador se ha ocupado no solo, por supuesto, del vestuario, sino también de guión y dirección.

Una obra que parte, como tantas historias, de una “llamada”, en este caso, el deseo de convertirse en diseñador de moda y tener su propia ‘maison’.

Un sueño que parecía imposible para él, un chico de los suburbios de París, que un día vio una película que cambiaría su vida para siempre: ‘Falbalas’ (1945), de Jacques Becker, sobre un popular diseñador de moda parisino.

Con información de Notitarde