Jair Bolsonaro bloquea cuentas de opositores en redes sociales

Comparte

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, «bloquea a críticos» en las redes sociales, lo que «constituye una violación a la libertad de expresión y el derecho de acceso a la información», denunció este jueves la organización Human Rights Watch (HRW).

Al menos 176 cuentas, la mayoría en Twitter, de periodistas, congresistas, influenciadores y ciudadanos, además de medios de comunicación y ONGs, fueron bloqueadas por el mandatario, según un informe de HRW publicado en su sitio web.

Bolsonaro «está intentando eliminar de sus cuentas en las redes sociales a las personas e instituciones que no están de acuerdo con él, y así convertir esas redes en espacios donde solamente se admiten los aplausos», señaló Maria Laura Canineu, directora para Brasil de la organización.

Esa acción, dijo, es «parte de una estrategia más amplia para silenciar o marginar a quienes lo critican».

Las redes sociales son un medio de comunicación crucial para para el mandatario ultraderechista. Lo usa como canal de anuncios, ataques a rivales o interacción con seguidores. En Twitter, suma casi siete millones de seguidores; en Facebook, donde hace un vivo semanal, unos 14 millones; y en Instagram, 18.6 millones.

Por ello, al bloquear a algunos usuarios, les «dificulta la obtención de información gubernamental», señaló HRW.

Al no poder interactuar con las publicaciones, como responder o comentar, «no permite que las personas bloqueadas participen en debates públicos, viola la libertad de expresión y las discrimina a causa de sus opiniones», añadió.

En el caso de los periodistas, la imposibilidad de hacer preguntas o solicitar información es contraria a la libertad de prensa, evalúa HRW.

Entre los medios bloqueados, la ONG menciona cuentas de The Intercept Brasil, Congresso em Foco, UOL, y otras institucionales, como la de Amnistía Internacional y de la propia HRW.

El ministro de Comunicaciones, Fábio Faria, consideró los bloqueos un derecho individual: «Una cosa son las redes del gobierno (…) y otra es la persona física Jair Bolsonaro», dijo durante un encuentro virtual con corresponsales internacionales.

«Si alguien publica una foto jugando al fútbol con su cabeza (de Bolsonaro), y lo llama genocida, ¿por qué no puede excluirlo?», cuestionó, al rechazar que los bloqueos del mandatario impidan a cualquiera acceder a información oficial.

Sin respuesta del gobierno, la estimación de HRW surge de una consulta en redes sociales en abril y junio. Los 176 bloqueos confirmados por la ONG ocurrieron «tras publicar comentarios criticando al gobierno», según manifestaron los titulares de las cuentas bloqueadas.

A la inversa, Bolsonaro se queja de limitaciones en las redes, que han eliminado publicaciones suyas con información falsa.

Con información de AFP