Nacional

Experto ambiental señaló que deforestación en Venezuela llegó a niveles de los años 90

Comparte

El ingeniero forestal de la Universidad de los Andes, José Lozada, advirtió el martes 18 de junio que la tasa de deforestación en Venezuela llegó otra vez a niveles que se habían registrado en la década de 1990, ya que nuevamente se evidencia una intensa destrucción de las zonas de los ecosistemas forestales del país.

En entrevista concedida a Radio Fe y Alegría, Lozada alertó que el país registra problemas ambientales de gravedad e hizo mención al proyecto Biomaps, en el que se documentó en 2022 una tasa de deforestación de 200 mil hectáreas (ha) que, al compararse con cifras tomadas en 2010, se tiene un aumento de 80 mil hectáreas porque ese año hubo una tasa de 120 mil por año.

A su juicio, las principales causas que generan esta crisis climática en el país se deben a la ganadería y agricultura anárquica, que pueden desforestar unas 150 mil hectáreas al año, mientras que la minería ilegal puede desforestar unas 60 mil.

La deforestación y la pérdida de bosques generan calentamiento global, la muerte de animales, daños a suelos y ecosistemas, escasez de agua en época de sequía y deslaves en época de lluvia. “Durante estos deslaves puede haber daños a las infraestructuras, destruyen puentes, casas y puede haber pérdidas de vidas humanas. Todo eso como consecuencia de la deforestación”, indicó.

“Tiene que haber estímulos para la actividad agropecuaria, para que haya más productividad por hectárea y no que se requieran más hectáreas para producir. Que en lugar de que haya una vaca por hectárea, que haya dos o tres. Que en lugar de que una vaca produzca un litro de leche al día, hay que tener tecnología para que produzca 5 u 8 litros al día”, agregó Lozada.

Sin embargo, considera que es posible frenar y revertir este fenómeno a través de un consenso nacional que genere incentivos para recuperar los espacios forestales, así como la elaboración y puesta en práctica de programas formativos orientados a la educación ambiental y con la ayuda de proyectos de financiamiento en el exterior que trabajen en disminuir los niveles de CO2 y el cuidado de la naturaleza.

A principios de junio, Lozada alertaba que entre 2010 y 2020 se han deforestado 127.400 hectáreas al año en el país.

«Eso prácticamente significa que destruimos todos los días el equivalente a casi 350 canchas de fútbol en todo el país», señaló Lozada en ese momento.

Si bien la tasa de deforestación ha mostrado una reducción en comparación con las dos décadas anteriores, cuando se deforestaban 287.500 hectáreas anuales entre 1990 y 2000, ubicando a Venezuela entre los 15 o 20 países con mayor destrucción de bosques a nivel mundial, el experto no atribuyó este cambio a un aumento de la conciencia ambiental.

Con información de TalCual