Entretenimiento

El príncipe Harry da marcha atrás y busca casa en Reino Unido

Comparte

Todo parece color de rosa en Montecito, la privilegiada zona de California en la que los duques de Sussex viven junto a sus hijos, Archie y Lilibet, pero la tierra de uno siempre tira. Años después de abandonar el Reino Unido y establecerse al otro lado del charco, el príncipe Harry podría estar interesado en reconectar poco a poco con sus raíces, empezando por hacerse con una nueva casa que le permita pasar largas temporadas en el país que le vio nacer.

Cabe recordar que hace justo un año los duques de Sussex se vieron obligados a entregar las llaves de Frogmore Cottage, la casa que la Reina Isabel II les regaló por su boda en 2018. El Rey Carlos III reclamó la vivienda teniendo en cuenta que su hijo y su nuera renunciaron a sus lazos con la Corona, por lo que ya no tenía sentido que contaran con una propiedad que forma parte del patrimonio de los Windsor.

Desde entonces, el príncipe Harry no tiene casa en Reino Unido y cada vez que lo ha visitado ha tenido que recurrir a la amabilidad de algunos amigos o familiares que le han permitido hospedarse en su vivienda o incluso pasar la noche en hoteles.Un desarraigo al que el hijo pequeño de Lady Di y el Rey Carlos III quiere poner fin, tal y como asegura el experto en realeza Tom Quinn en «The Mirror»: «Con el tiempo, echa de menos ciertos aspectos de su vida anterior en el Reino Unido. Inevitablemente, llega el final de un período de luna de miel en el que todo en Estados Unidos era nuevo y apasionante. Harry ahora mira al pasado a través de unas gafas de color rosa».

Pero que el duque de Sussex esté buscando casa en Reino Unido no implica que quiera mudarse de nuevo, sino contar con una propiedad en la que pueda quedarse cuando visite su país sin la complicación que supone buscar un alojamiento seguro y cómodo para él.

Los duques de Sussex parecen cada vez más alejados de su familia y amigos en Inglaterra. Ni estaban ni se les esperaba en el último Trooping The Colour, en el que la princesa Kate Middleton reapareció tras anunciar que padecía cáncer; pero también causaron baja en una de las bodas más destacadas del año en Reino Unido, la del duque de Westminster.

Harry y William son amigos de Hugh Grsovenor desde hace años, pero la distancia que el propio duque de Sussex ha establecido con su familia obligó al duque a elegir entre los dos hermanos, y fue el futuro rey quien finalmente acudió a las nupcias.

Con información La Razón