Detienen a dos policías ebrios y uniformados dándose un chapuzón en Puerto Cabello

Comparte

Funcionarios de seguridad detuvieron a dos miembros de la Policía Municipal de Valencia mientras se bañaban en una playa de Puerto Cabello, estado Carabobo. Los dos policías estaban ebrios, supuestamente, mientras violaban las medidas establecidas para prevenir el contagio del coronavirus en el país.

El reportero de suceso Delmiro De Barrio informó en su Twitter (@DelmiroDeBario) que los agentes se llaman Eily Arroyo y Junior Palma. Los dos efectivos se supone que estaban de guardia, pero fueron encontrados en estado de ebriedad, mientras se bañaban uniformados este sábado en las costas del litoral carabobeño, presuntamente.

“La madrugada de hoy fueron aprehendidos dos funcionarios de la Policía Municipal de Valencia, se pudo conocer que la O/A Eily Arroyo y el O/ Junior Palma fueron sorprendidos cuando se bañaban en la playa El Palito de Puerto Cabello, ambos funcionarios se estaban bañando uniformados y en estado de ebriedad”, dijo.

La Alcaldía de Puerto Cabello anunció que las playas del municipio se mantendrás cerradas, a pesar de ser una semana de flexibilización. El comunicado subrayó que el objetivo de la medida es “cortar las cadenas de contagios por la COVID-19”, puesto que Venezuela atraviesa la segunda ola de la pandemia.

Los dos policías fueron encontrados en un hotel de Puerto Cabello.

Supuestamente, testigos afirmaron que los dos policías se fueron a un hotel en donde la comisión de policías los detuvo. “Los funcionarios estaban de guardia en Valencia y durante la guardia decidieron irse a la playa a beber”, añadió De Barrio.

Mientras que se realizaba el procedimiento de detención, uno de los policías confesó que “perdió” su arma de reglamento durante la madrugada.

Después de la captura de los dos oficiales, ya el Ministerio Público fue informado del procedimiento.

Por su parte, las autoridades también decidieron cerrar otras playas del país, como las del Parque Nacional de Morrocoy, en el estado Falcón. No obstante, pescadores, trabajadores marinos, prestadores de servicios y vendedores informales no estuvieron de acuerdo con la medida e iniciaron una protesta.

Incluso, los ciudadanos falconianos aseguraron que sí se permitió el ingreso de algunos botes, además de varios vehículos para una “coronaparty”. «Todo el mundo sabe quiénes están en los yates (…) la ley es para nosotros los pobladores», dijo una persona, y otras advirtieron de la presencia de “turistas VIP”.

Con información de Caraota Digital

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja una respuesta