Nacionales

Casi 100 familias en San Jacinto exigen solución ante bote de aguas negras

Comparte

Más de 100 familias de los sectores 10 y 17 de San Jacinto, parroquia Juana de Ávila, en el norte de Maracaibo, se unen a una sola voz para exigir a la Hidrológica del Lago de Maracaibo (Hidrolago) una pronta solución ante un bote de aguas servidas que los agobia desde hace años.

Los afectados explican que en 2022 y 2023 la Alcaldía sustituyó colectores en la zona, pero el problema persistió, ya que es la Hidrológica la que se especializa en el área.

“Somos casi cien familias afectadas que le exigimos solución a Hidrolago, que tiene años haciendo caso omiso a los llamados de atención de la comunidad. Por eso es que las cloacas de los sectores 10 y 17 han colapsado, porque ellos no prestan atención”, exclamó un comerciante que vive desde hace treinta años en el urbanismo.

Los residentes de ambos sectores explicaron al periodista Jonathan Núñez que el bote de aguas negras ha destruido las veredas 1 y 2 del urbanismo.

Otros propietarios afirman que han tenido que salir de sus hogares para hospedarse en casas de familiares, ya que el olor putrefacto de las aguas residuales los afecta de forma directa. Zancudos y roedores se apoderan del lugar.

“¿Quién puede vivir así, Hidrolago, con esa agua de porquería dentro y fuera de tu casa? Necesitamos que en conjunto con la Alcaldía y la Gobernación vengan a hacer los trabajos necesarios para que esto se solucione”, expresó una habitante del sector.

Los vecinos comparan los sectores afectados con “letrinas repletas de porquería”. Alertan el peligro inminente que viven día a día, ya que, explican, las aguas residuales “son focos de dengue, enfermedades de la piel y gastrointestinales”.

“Ya esto es un problema de salud pública que las autoridades gubernamentales deben atender antes de que se les escape de las manos, la vida de mucha gente corre peligro”, sentenció una abuela jubilada.

Con información de La Verdad