Adriana Boersner: Maduro reforzó cooperación con grupos terroristas del Medio Oriente

Comparte

Desde que Nicolás Maduro llegó al poder en 2013, en el país la cooperación con grupos terrorista ha sido reforzada, de allí que para Adriana Boersner, profesora venezolana de la Universidad de Carolina del Sur Aiken, los lazos entre los movimientos terroristas del medio oriente Hezbollah y Hamas y el gobierno chavista se hayan estrechado aún más, para hacerle frente a las sanciones internacionales impuestas sobre Venezuela.

“Las especulaciones con respecto a las conexiones entre miembros del gobierno de Nicolás Maduro y grupos como Hezbollah, de Libia, se han incrementado con los años. Los instrumentos usados en esta relación incluyen desde la diplomacia hasta la economía ilegal”, advirtió en un artículo reseñado en la revista Democratización, del Instituto de Estudios Políticos Forma.

Boersner, quien es doctora en Ciencias Políticas, afirmó entonces que el grupo terrorista libanés ha respaldado a Maduro no sólo antes de que Estados Unidos empezara a sancionar al país, sino también en 2019 cuando Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional electa en 2015, fue reconocido como presidente interino de Venezuela.

En ese sentido, recordó que el gobierno de Maduro también se ha vuelto cercano con el grupo palestino Hamas, calificado como terrorista por la nación norteamericana y la Unión Europea y señaló que “estas relaciones le han valido a Maduro un apoyo tácito ante las sanciones económicas y la disputa presidencial en Venezuela desde 2019”.

En el análisis publicado en la revista referida anteriormente, la internacionalista indica que los vínculos entre el régimen de Maduro y el gobierno sirio de Bashar al-Assad se extienden particularmente a personas como Tareck Zaidan El Aissami, Tareck William Saab Halabi, y Haiman El Troudi.

“Tareck El Aissami ha sido acusado de proveer ilegalmente pasaportes venezolanos a miembros terroristas y de estar conectado con miembros del grupo Hezbollah”, indicó Boersner al tiempo en que explicó que países como Irán y Siria son de los más importantes aliados para Maduro, debido a que se manejan en un contexto internacional distinto al que habían en tiempos de Chávez, que era «desfavorable para el gobierno de Venezuela”.

En medio de la evaluación del enfoque chavista hacia Medio Oriente, la académica subrayó que una de las alianzas que sí ha sido producto de la política exterior de Maduro ha sido la establecida con Turquía, pues fue a partir de 2016 que las relaciones turco-venezolanas se fortalecieron, justo después de que el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan sufriera un golpe de Estado, acotó.

“La cooperación bilateral turco-venezolana se ha basado en intereses geopolíticos y lazos económicos comunes, incluida la venta de oro venezolano, como instrumento de la política exterior venezolana”, enfatiza Boersner Herrera, quien alerta que “estas ventas de oro, como las 24 toneladas sin refinar que se transportaron a Turquía, están bajo investigación por agencias en Europa para determinar si se trata de oro de sangre”.

Con Información de Tal Cual

Deja una respuesta