50% de los seis millones de migrantes venezolanos sigue sin papeles

Comparte

David Smolansky, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis migratoria venezolana, informó que al cierre de 2021 el 50% de los seis millones de migrantes venezolanos en el mundo seguía sin tener documentos de identidad, lo que implica que, por estar de forma irregular, muchos continuan trabajando en negro y sin acceso a la educación y atención médica.

Dijo que el reto de la región para este 2022 será agilizar el proceso de regularización documentaria para asistir a los tres millones de venezolanos que no tienen papeles y prepararse para otorgarle el beneficio a todos los que sigan saliendo del país que, según sus estimaciones, este año podrían ser al menos un millón de personas, para llegar a un éxodo total de siete millones.

«En tres años se ha triplicado la cantidad de personas que han salido del país. La inseguridad y la violencia generalizada siguen siendo las razones principales por las que los venezolanos que se van. Nuestra crisis migratoria podría ser la más grande del mundo, superando a la de Siria. Esta crisis venezolana es una crisis con dimensiones globales y se ha cometido el error de verla como una crisis regional o subregional», señaló el comisionado durante un balance que dio acerca de la situación de los connacionales.

La migración venezolana no es planificada. Huyen del país según la capcidad que tienen, por autobús, en embarcaciones o a pie. En 2020 y 2021 se volvió a ver el auge de los caminantes venezolanos, indicó Smolansky. Ancianos, niños y mujeres embarazadas son vistos en las carreteras que los llevan a sus destinos.

«80% de las mujeres que dan a luz en Cúcuta son venezolanas», que no tienen cómo alimentar a sus hijos. «El desespero te lleva a tomar una decisión, sin importar tanto el cómo. No son solo caminantes, sino también naufragos. Ese es el resultado del régimen de Nicolás Maduro», setenció.

Con información de Tal Cual