El Milagro del Espíritu Santo (1982)

Comparte

Así fue el impactante titular del diario La Mañana del año 1982. La familia Gutiérrez comprendida por los esposo Augonai y Lourdes nunca se imaginaron el tormento que vivirían 9 meses antes, cuando nació su pequeño hijo Hugo Daniel.

El matrimonio de Augoel Gutiérrez y su esposa Lourdes esperar un milagro que le salvara la vida a su hijo Hugo Daniel Gutiérrez quien nació con una dificultad en el corazón. La familia Gutiérrez pese a sus bajos recursos recorrieron los centros de salud venezolanos en busca de que ese fatal diagnóstico clínico que padece su hijo pudiese ser curado con tratamiento o alguna operación quirúrgica, sin embargo el pronóstico de absolutamente todos los médicos cirujanos fue el mismo, “el niño debía ser operado en los EEUU”.

En Houston, el niño fue sometido a evaluación mediante radiografías que indican el mismo diagnóstico de los médicos venezolanos, el niño necesita una operación altamente delicada y solo podía realizarse en los EEUU. Ante tal noticia y ante la imposibilidad de poder costear la intervención, decidieron regresar a Venezuela.

Ya en el país, Augonel y su esposa Lourdes acudieron a la iglesia a orar por la sanación del niño, allí amigos y devotos de la mano del padre Carmendia de la iglesia Nuestra Señora de Coromoto emprendieron una cruzada de recolección de fondos para ayudar a la humilde familia que pudiesen regresar a Houston a operar al pequeño Hugo.

La recaudación fue mayor a lo esperado, el Punto Fijo la colectividad, la opinión publica y medios de comunicación apoyaron la iniciativa y lograron reunir dos mil bolívares que para la época era un realero.

Al Llegar a el centro de salud privado en Houston del estado de Texas en los EEUU, los médicos que habían atendido al pequeño en su primera visita comenzaron a realizarse nuevamente los mismos exámenes para examinar el crecimiento de la afección en el corazón del pequeñín y evaluar los riesgos en la intervención quirúrgica que preparaban ya de manera urgente.

Sin embargo los mismos médicos de aquel país quedaron sorprendidos cuando al practicarle los exámenes al niño observaron como la lesión estaba milagrosamente cediendo a tal punto que no necesitaba ser operado, diagnosticando que en unos tres meses volvería hacer un niño normal.

A través de un interlocutor que servía de traductor el matrimonio Gutierrez escuchaba como los sorprendidos médicos estadounidense catalogan lo que habían visto como un milagro, al tanto que ya habían recibido casos parecidos donde la no operación de la lesión significaba la muerte para el paciente. Sin embargo en el caso de este niño falconiano su defecto de nacimiento esta desapareciendo de manera milagrosa.

Personal médico y enfermeras en los pasillos del moderno centro hospitalario americano no dejaban de comentar el caso venezolano.

Inmediatamente el matrimonio Gutiérrez emprendió el regreso al país junto a su pequeño hijo, llenos de alegría comunicaron a la opinión pública paraguanera el milagro dando el testimonio de lo ocurrido en los Estados Unidos.

Los días pasan y mientras mas se conoce la noticia del milagro del niño paraguanero, un rosario de personas visitan la humilde vivienda de los esposos Augonei y Lourdes Gutierrez para escuchar el testimonio y conocer el pequeño Hugo Daniel Gutierrez de 9 meses de edad y quien nació con un defecto congénito que en los ojos de los más destacados especialistas médicos estadounidense desapareció milagrosamente.

Días tras días el hogar Gutierrez sigue recibiendo muestras de cariño y fe, donde en los espacios de la casa elevan plegarias al todopoderoso por la salud de Hugo Daniel con un marco de amor y buena voluntad.

El matrimonio Gutiérrez informó a los reporteros de La Mañana que recorrerán junto a su pequeño hijo los pueblos y caseríos de la península de Paraguana para llevar el mensaje de fe y esperanza al espíritu Santo.

Cita: “por malo que sea perder la fe en la humanidad, perder la fe en los finales felices es aún peor.” Anónimo.

Toda la Fuente informativa de este reportaje pertenece ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE a la Hemeroteca del Diario La Mañana

Producción y Redaccion: Mario Pialli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *